Viajar a Ica con tu perro

A finales del mes de Junio del 2016; Simone y Romario, papás de una bella pastor alemán llamada Áfrika, decidieron aprovechar el fin de semana, escaparse un poco de la rutina y viajar a un lugar cerca de Lima. Decidieron ir a Ica, ya que ambos habían viajado a este destino anteriormente.

“Encontré tres hoteles en internet en Ica que podía quedarme con Áfrika, pero llamé y les escribí y a pesar que en internet decían que los aceptaban, cuando me comuniqué con ellos me dijeron que no” señala Simone, pero esto no fue suficiente para detener su viaje. Salieron de Lima a las 3pm con intensiones de acampar en “El Cañón de los perdidos”; sin embargo, entre parada y parada llegaron a las 6 pm a Paracas. Al acercarse la noche, no conocían la ruta hasta el cañón y faltaba todavía bastante para llegar al destino planeado, decidieron instalarse en la playa La Mina. Una playa cristalina, tipo psicina que ambos ya conocían de viajes previos.

IMG_2010

No había absolutamente nadie en todo el camino hacia la playa, ya estaba oscuro y se encontraron con dos señores que estaban en su carro. Hicieron la consulta, y les comunicaron que el acceso estaba muy difícil ya que el Mincetur estaba realizando arreglos en toda la zona. Les recomendaron que regresaran al día siguiente. Decidieron dirigirse hacia la siguiente Playa Lagunillas; el puerto de Paracas. Una vez que llegaron no había absolutamente nadie: tres restaurantes cerrados y dos botes a lo lejos pescando. Decidieron acampar aquí.

“Nos demoramos como tres horas creo en armar la carpa, porque era una nueva. Áfrika estuvo un poco alterada en todo momento cuando estuvimos armándola. Además que todo estaba oscuro, los lobos del mar aullando, habían muchas aves”, nos cuenta Simone. Una vez instalados prendieron la fogata, Áfrika se sorprendió de ver el fuego pero nada grave hasta que se echó al lado mientras preparaban unos malvaviscos y hot dogs. Se encontraron con dos perritos de la zona, muy amigables, y corretearon un rato con Afri.

IMG_2016

Al día siguiente, a las 10 am se dirigieron a la playa La Mina. La playa estaba prácticamente para ellos. “Áfrika se quedó jugando en el mar como dos horas, jugaba con la pelota, no había nada de olas” nos indica Romario. La gente empezó a llegar a eso de la 1 pm y decidieron partir a Ica.

IMG_2014

IMG_2015

 

Su siguiente destino era el “Cañón de los Perdidos” y acampar el último día aquí. Antes se detuvieron en la Municipalidad de Ica para pedir indicaciones, lamentablemente estaba cerrada así que decidieron ir a almorzar. Compraron su almuerzo y cena en el restaurante Las Carnes, lamentablemente no aceptaban perros así que tuvieron que comerlo en el carro. Una vez que finalizaron emprendieron su aventura hacia el cañón.

 “No teníamos ni idea de cómo llegar, solo seguimos las indicaciones de internet y el camino estaba totalmente vacío con varias opciones de direcciones por tomar” nos indica Simone. “La verdad es que sí nos asustamos un poco pero finalmente llegamos”. Instalaron su carpa a las 5.30 pm aproximadamente, esta vez no pudieron prender la fogata dada la intensidad del viento. “Áfrika ya había parado de corretear, nos metimos a la carpa y se quedó seca. Nunca en mi vida la había visto tan cansada. Había estado correteando todo el día” señala Simone.

IMG_2009

Iniciaron la caminata en el Cañón de los Perdidos hasta las 11 am aproximandamente, cuando ya no tenían acceso para seguir y decidieron volver. Áfrika estuvo súper tranquila y feliz correteando de un lado para otro. Cuando ya estaban de camino de salida empezaron a llegar los tours turísticos.

IMG_2007

En algún puesto de ceviche pudieron almorzar con Áfrika. Sin embargo, existe un restaurant Pet Friendly llamado La Marea. Posteriormente se dirigieron a La Huacachina, donde realizaron un divertido paseo en bote.

IMG_1996

Sin esperarlo, ¡Les ofrecieron realizar tubulares con Áfrika! El único requisito era sujetar muy bien a Áfrika, para evitar que saltara. Decidieron colocar a Afri en el medio, entre Romario y Simone. “No tuvimos ningún problema, más bien a Áfrika le encantó, estaba feliz. En ningún momento intentó saltar del carro”. Se deslizaron en las dunas, Áfrika los seguía mientras bajaban. El calor estaba un poco fuerte, así que decidieron regresar después de realizar una sesión de fotos y deslizarse por 3 dunas.

HuacachinaTubulares ica

Las dunas de Ica

Ica no es la ciudad más Pet Friendly del Perú, pero si te animas a viajar con tu perro no te vas a arrepentir. Es viajar a la aventura, sí; pero te traerá muchas satisfacciones al ver a tu perro tan feliz. K9 Travesías deja algunas recomendaciones por si te animas a viajar a Ica con tu perro:

  1. Reserva el hotel con anticipación: no te fíes que Trip Advisor indica que es Pet Friendly, dale una llamada antes y asegúrate.
  2. Acampa: ya saben, pueden acampar en el Cañón de los Perdidos. Asegúrate de llamar a la Municipalidad de Ica previamente para que te indique las indicaciones de cómo llegar.
  3. Haz tubulares y sandboard con tu perro: una de las actividades más divertidas.
  4. Date un paseo en bote en la Huacachina: pero siempre con mucha precaución.
  5. Almuerza en el Restaurante Las Mareas: Sí, es pet friendly.
  6. Adquiere zapatos para perros: para que no se queme las patitas en las dunas.
  7. Evita planear ir a la playa: en Paracas los perros no son permitidos por seguridad. La Municipalidad indica que hay tanta fauna que podría contagiarlos alguna enfermedad.

About Author

K9 Travesías

2 thoughts on “Viajar a Ica con tu perro”

    1. Hola Milagros. No está permitida. De hecho no te dejan entrar a Paracas con perros. Este viaje lo realizaron en temporada baja, donde casi no había gente.

Responder a K9 Travesías Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *